Cómo lavar los biberones a mano

Los bebés necesitan muchas cosas. Y por muchas, queremos decir demasiadas. Todos esos biberones, piezas de biberones, tetinas y chupones deben lavarse. Una y otra vez. Día tras día. A continuación, se explica cómo lavar los artículos para bebés a mano.

1. Cosas que necesitas.

Además de una esponja, recomendamos comprar un cepillo especial para biberones que tenga también accesorio para las tetinas y así se pueda llegar a puntos difíciles dentro de los biberones de tu bebé. Para obtener mejores resultados, usa Dawn®.

2. Enjuaga directamente después del uso.

Tan pronto cómo hayas terminado de alimentar a tu bebé, enjuaga rápidamente el biberón con agua tibia solo para eliminar la mayoría de los residuos sobrantes. Puedes regresar y lavar a fondo los biberones de un día completo cuando tengas más tiempo.

3. Llena un recipiente con agua caliente y jabón.

Aplica un chorrito de Dawn en un recipiente con agua caliente. Dawn funciona muy bien para limpiar artículos para bebés porque no deja residuos de jabón en los biberones.

4. Separa las piezas del biberón.

Es importante quitar cada pieza del biberón. La leche restante puede acumularse entre el biberón, el anillo y la tetina.

5. Lava las piezas del biberón por separado.

Coloca todas las piezas del biberón en agua caliente con jabón y lávalas individualmente. Utiliza un cepillo para biberones con jabón para el biberón y el cepillo para tetinas para las tetinas y para los anillos de plástico. Luego, exprime suavemente agua jabonosa a través del orificio de la tetina para eliminar la leche atrapada.

6. Enjuaga el biberón y las piezas.

Enjuaga bien el biberón y sus piezas con agua para eliminar cualquier residuo de jabón restante.

7. Seca los biberones y los accesorios.

Coloca los biberones y las tetinas boca abajo en la rejilla para que se sequen.